A continuación reproducimos en su totalidad el articulo  Vivencias de ex presos políticos en Dawson  publicado en la edición impresa del diario El Magallanes de Punta Arenas el 10 de diciembre 2000. El articulo es basado en la información que se encuentra en www.Dawson2000.com y en los testimonios de los ex dawsonianos Francisco Alarcón (Remo) y Manuel Aguilante.  Una versión de este articulo con solo dos de las fotos se publicó en el sitio internet del diario la Prensa Austral.

 

---

 


El Magallanes, Punta Arenas, 10 de diciembre de 2000.

___________________________________________________________________

Vivencias de ex presos  políticos en Dawson*

 “Fui sacado de la isla, después de un proceso de tortura absolutamente bestial, con simulacro de fusilamiento incluido, y embarcado en una barcaza que partió rumbo a Punta Arenas, siendo varias veces -en el mismo trayecto- zambullido en las aguas del estrecho”, recuerda hoy el dirigente comunista Francisco Alarcón.

Por Poly Raín

__________________________________________________________

 


         
Un grupo de presos políticos magallánicos confinados en el campamento de Compingim, captado en octubre de 1973.  Aunque es difícil identificarlos, por la mala calidad de la foto, entre  otros aparecen Luis Belmar, Sergio Cárdenas Sanhueza, Ramón Chaparro, Aristóteles España, Mario Galetovic, Rubén Moil y Nolberto Rodríguez.

 

            Esta foto fue tomada a mediados de Septiembre de 1974 en las afueras del Campamento de Concentración Río Chico e  incluye la mayoría de los detenidos de la Barraca Remo y  los últimos que quedaban de la Barraca Alfa. Entre otros aparecen identificables  los siguientes compañeros:  Custodio Aguilar, Jorge Arriagada, Jaime Arizaga, Francisco Alarcón, José Alarcón,  Benjamín Cárdenas, José Coronado, Alfredo Corte, Arturo Cheuqueman, Armando Figueroa, Abramor González, Carlos González, Cesar Guelet, Aquiles Gallardo, Manuel Hernández, Jorge Kusanovic, Fernando Lanfranco, Rigoberto Mancilla, Francisco Márquez, Aldo Mayor, Guillermo Mel,  Rubén Moil, José  Montiel, Alejandro Olate, Santiago Oyarzun , Abel Paillaman, Manuel Parada, Libio Pérez, Gastón Prieto,  Juan Soto, Enrique Reyé, Hugo Rubio,  Sergio Urrutia, Rudesindo Valderrama, Luis Valencia, Eliecer Valencia , José Vargas y Elbio  Yañes.


          Para los ex presos políticos que fueron confinados a isla Dawson tras el Golpe de Estado de 1973, este apartado lugar constituye una página negra de la historia de sus vidas. Hasta dicho campo de concentración ubicado en el medio del estrecho de Magallanes no solamente fueron enviados magallánicos, sino que también connotados dirigentes de organizaciones nacionales.
          Dos días después del 11 de septiembre de 1973, el entonces general Manuel Torres de la Cruz daba cuenta que hasta el momento las personas detenidas en la provincia sumaban 80 y que la mayor parte se encontraba confinada en Dawson, al tiempo señalaba que el motivo de las detenciones había sido sacar de circulación “a toda gente que podía haberse constituido en una bomba de tiempo”.
          Sin embargo, se estima que por el lugar pasaron más de 500 personas llegadas desde diferentes puntos del territorio nacional. Personalidades de la época como el ex canciller Orlando Letelier, Luis Corvalán, Aniceto Rodríguez, José Tohá, entre otros, debieron soportar el destierro en condiciones que muchos han calificado de humillantes y también inhumanas.
          Hace dos años con ocasión de una serie de entrevistas que abordaron los 25 años del golpe, el abogado Gerardo Alvarez, fiscal militar de la época, precisó que los detenidos estaban sujetos a una disciplina militar, de vida de cuartel, sin ninguna obligación de trabajo, salvo recoger leña para hacer el aprovisionamiento del invierno. Alvarez visitó varias veces el campo de concentración en cumplimiento de los exhortos de los tribunales de Santiago y de otras partes del país que ordenaban interrogar a los detenidos que habían sido traídos desde otros puntos.


Desmienten muertes


         
Pero los rumores de que se habrían producido algunos muertos entre las personas que fueron confinadas a isla Dawson, enrareció el ambiente y causó la natural impaciencia de los familiares. Esto llevó a la Junta de Gobierno Militar Provincial a emitir una declaración pública desmintiendo tal información. Algunos de los rumores llegadas hasta el general Torres de la Cruz indicaban que estarían fallecidos Alberto Marangunic y Mario Galetovic y que se habría suicidado Carlos Zanzi. “Todo es falso”, expresó enfáticamente el alto oficial. “Estos señores y todos los prisioneros gozan de buena salud”, afirmó.
          Muchos de ellos fueron traídos a otros recintos de reclusión habilitados en Punta Arenas, en tanto que otros debieron partir al exilio. Sin embargo hubo quienes debieron vivir largos meses de desolación en Dawson.


         
Detenidos políticos magallánicos regresan al campo de concentración después de hacer trabajos forzados. Entre otros, se observan a Benjamín Cárdenas, René Cárdenas, Antonio González, Alberto Marangunic, Fulvio Molteni, Patricio Pinto, Patricio Rettig y Enrique Reyé.


Testimonios


         
Como ex preso político y exonerado a la vez Manuel Aguilante Barrientos se ha constituido en un ferviente e incansable luchador en la recuperación de sus derechos que perdió hace 27 años. Fue detenido en Punta Arenas el 18 de septiembre y tras casi 100 “terribles días” recluido en el destacamento Cochrane, partió a Dawson.
          “En comparación a lo vivido en la unidad naval, allá existían mejores condiciones de vida. Las barracas eran más abrigadas y hasta la calefacción era mejor. Existía un tacho donde nos calefaccionábamos y una taza donde hacer nuestras necesidades”, recordó.
          Muchos fueron sometidos a trabajos forzados, aunque Aguilante tuvo fortuna. “Yo trabajé con Talo Mansilla en el tallado de la piedra, razón por la cual me libré de participar en los trabajos de acarreo de madera y de limpieza de río en condiciones climáticas realmente duras”, relató.
Luego de 5 meses en la isla fue trasladado hasta los camarines del Estadio Fiscal, recinto -donde según su versión- también se torturó.


Temió no salir vivo


          El antiguo dirigente comunista Francisco Alarcón confiesa que temió no salir vivo de la isla. Irónicamente se declara uno de los fundadores de este campo de concentración. Llegó al anochecer del mismo 11 de septiembre hasta el recinto de prisioneros que había sido construido en río Compingim, en compañía de otras 70 personas detenidas en Punta Arenas, entre autoridades del gobierno de turno, jefes de servicios, funcionarios públicos y políticos. En diciembre de 1973 todos ellos fueron trasladados al campo definitivo habilitado en el sector de río Chico. Los últimos detenidos estuvieron hasta septiembre de 1974.
          Alarcón asegura que esta experiencia fue “terrible” y “tenebrosa”, porque jamás se imaginó que las fuerzas militares llegarían a actuar al extremo que lo hicieron. “No estábamos preparados porque no buscábamos la guerra ni el enfrentamiento, sino la construcción de un país pacífico y justo”, anotó. A pesar de haber sido amenazado con querellas, volvió a acusar al retirado general Torres de la Cruz como “uno de los muchos torturadores que hubo en Magallanes y que personalmente me torturó a mí”.
Remarcó que los procedimientos utilizados en la zona fueron “terroríficos”, al evocar que “en la noche del 17 de septiembre de 1973 fui sacado de Dawson, después de un proceso de tortura absolutamente bestial, con simulacro de fusilamiento incluido, y embarcado en una barcaza que partió rumbo a Punta Arenas, siendo varias veces -en el mismo trayecto- zambullido en las aguas del estrecho. Yo perdí el conocimiento en la tercera zambullida y volví a recobrarlo al día siguiente en el polígono del regimiento Cochrane”.

 

          La portada de la pagina web”Dawson2000” ubica geográficamente el lugar donde funcionó uno de los mayores campos de prisioneros políticos.

 


Dawson 2000


         
El 21 de noviembre último, pero hace 27 años, se dio comienzo al primer consejo de guerra de prisioneros políticos en Magallanes. Enfrentaron este consejo 13 socialistas que habían sido “secuestrados y torturados” por agentes del Estado.
          Dentro de este contexto y como un reconocimiento a los ideales que se enjuiciaron con estos detenidos y en repudio a las violaciones de derechos humanos que ejemplifica este juicio, nació públicamente el proyecto de información y desarrollo cultural Dawson 2000. A través de la página web www.Dawson2000.com se entregan testimonios y se divulgan fotografías inéditas en un aporte al desarrollo social, político y cultural de los derechos humanos en Chile.
          En el ámbito cultural también cabe mencionar el libro “Dawson” publicado por Aristóteles España, donde relata las vivencias a los 17 años, en el período 1973-1974 en que permaneció detenido por razones políticas. La obra literaria obtuvo el Premio Latinoamericano de Poesía Rubén Darío, del Ministerio de Cultura de Nicaragua en el año 1985, y ha sido traducido al inglés, francés, portugués, sueco, ruso y al italiano.

 

 

          Esta xilografía  de Hector Aviles muestra la entrada al campo de concentración Río Chico,  Isla Dawson en 1974. En primer plano aparece el  compañero  Luis  Corvalan cargando un saco con piedras y vestido como casi siempre lo hacía - muy abrigado -con su poncho y bufanda.

 

 

 

 

---

Nota del Editor:

Las fotos publicadas por el Diario EL Magallanes, como la identificación de los compañeros que aparecen en ellas,  fueron reproducidas de nuestro portal internet Dawson 2000.

 

 

 

 

---

Volver a la Portada                       Volver al Indice

---