EL PALOMO ORTEGA

 

 

---

 

 

 

El Palomo Ortega era un cabo de la Fuerza Aérea de Chile que en 1973 cumplía funciones en la IV Brigada Aérea de Punta Arenas. Participó desde un comienzo en la represión, primero en Bahía Catalina a la entrada de la ciudad , donde torturó personalmente en  las aguas del Estrecho de Magallanes a Alfonso “Cocho Cárcamo, director de Radio Polar. Posteriormente, continuó su correrías en el Estadio Fiscal, habilitado como Campo de Concentración, en el corazón mismo de la urbe.

 

El Palomo se destacó por su sadismo y obsecuencia hacia sus superiores. Ante un oficial era un perro faldero y ante los presos, El Sàtrapa Total.

Su olor a alcohol y sus ojos rojos como los conejos le daban una imagen letal. Se podía esperar de él desde un culatazo en el estómago hasta  golpes tan violentos y sistemáticos que podían deformar el cuerpo de sus víctimas mientras  gozaba orgiásticamente con su obra.

 

Creo que aspiraba a la perfección en su oficio. En más de una oportunidad se le escuchó decir: “hay que matar a estos malditos, su mantención sale muy cara”,mientras se rascaba los testículos y bebía aguardiente en una Petaca.

Uno se pregunta ahora como personas de esta calaña eran funcionarios públicos y qué grado de adoctrinamiento tenían: Sin duda, éramos el “enemigo interno”. Pero sigamos con El Palomo. El Equipo Base de torturadores de la FACH en el Estadio Fiscal de Punta Arenas, lo constituían El Teniente Allende, los Suboficiales Marmaduque Núñez, Juan Guíñez, y el cabo Fernando Ugarte, quien era un destacado deportista de la ciudad. Al respecto, Gerónimo España  dice: “Nos obligaban a trotar desde las 6 de la mañana a puras patadas y golpearnos entre nosotros en el rostro y en todo el cuerpo. Los suboficiales tenían una mirada media loca y gozaban con el espectáculo  de golpes y sangre”.

 

El Palomo torturaba a diestra y siniestra a cualquier hora del día, en sus oficinas, cerca de la garita, en el Estadio mismo, debajo de las enormes moles de cemento. Logró lo que más quería: que se respirara el miedo como un olor mortal que emanaba de su uniforme azul y con la insignia de la bandera de Chile. Contribuyó con sus manos y puños a aniquilar físicamente durante días a Jorge Arriagada y Marcos Barticevich, este último delegado de la Barraca Eco, como denominaban a uno de los camarines del sector norte de la ciudad. En 1993, cuando se cumplieron 20 años del Golpe, la Agrupación de Ex Presos Políticos de Magallanes organizó un evento cultural en el Estadio y asistieron las familias, hijos, novias, nietos a visitar esos fatídicos rincones. Fue estremecedor ver el llanto de los familiares y compañeros. Ese acto histórico fue portada del periódico “Avance para Magallanes”.

 

Continúa Gerónimo España: “Las comidas en el Estadio eran en su mayoría desperdicios y daban ganas de vomitar, así que la hacíamos desaparecer en los baños. Tratábamos de alimentarnos cuando nos llegaban encomiendas ya que teníamos un Fondo Común. Uno de los hechos más impactantes fue cuando torturaron a Víctor Riesco, quien hasta los días de hoy está inválido”.

 

En todos estos hechos y en muchos otros están las huellas digitales de El Palomo. Por qué un cabo de la Fuerza Aérea de Chile llega a transformarse en un  monstruo temido hasta por sus propios compañeros?. Nunca sabremos la respuesta exacta. Tampoco sabremos si está arrepentido de la estela de sangre y horror que dejó en la Patagonia. A lo mejor hoy es un jefe de hogar respetable, con sus hijos en colegios privados o en la universidad, gozando de la inmunidad que le otorgó el Estado de Chile, por sus “servicios a la patria”.

Habrán requerido de su testimonio para la Mesa de Diálogo? Lo dudo. Todo Chile sabe que las instituciones armadas de la repùblica mintieron al país, como si fuéramos niños o personas con discapacidad mental. Así, las personas como El Palomo se sienten protegidas y mientras ve televisión con una bolsa de papas fritas y una coca cola sonríe al recordar que fue un Gran Soldado y que hoy es leyenda.

 

Aristóteles España

Antofagasta, febrero 2003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

---

 

*          Crónicas y Relatos de Aristóteles España

 

*          Nuestras Historias

 

*          Crónicas y Relatos

 

 

 

 

 

---

Portada      Actualidades       Editoriales        Fotos PP      Índice

---