¡ Otro 11:  6000 kilometros. mas adelante en la ruta!

Pablo Jeria

 

 

    Desde el Upper West Side de Manhattan (mitad de la isla) les cuento sobre el otro 11.

    Por esas cosas de la vida, este pasado 11 lo empecé como el otro sin tener ni idea de lo que estaba pasando. Siendo  día libre para mí, puesto que solo trabajo lunes, miércoles y viernes, me levanté como a las 8:30 a.m. y no prendí la radio. ¡Lo cual tampoco  hice en el otro susodicho 11!.  Después de pegarme una ducha salí a comprar el NY Times y el NY Post, café y bagels (para los que no sepan, son alluyas redondas con un hoyo al medio). Saliendo de la casa la vecina me informó de lo que estaba ocurriendo: " Que había un incendio  en las torres." Lo cual no me dio mucho temor ya que los bomberos de esta ciudad son re-buenos en esta cosa de apagar incendios. 

Volví  de mi pequeña compra y prendí la TV, justo en el momento que el segundo avión se estrelló y se incendió en impacto, pareció que había  pasado de lado a lado del edificio. Fue una cosa horrenda pensar en todas esas personas que ya no eran más. Después de ver a las personas saltando al vacío desde los altos del edificio, tú té quedas paralizado y no sabes a que atenerte. Desde ese momento no me despegué de la TV: ¡Hasta las 11 de la noche! Los reportajes fueron muy imprecisos puesto que se formó un cerco de seguridad que no les permitió a los periodistas hacer buenos  reportajes. 

En mi caso particular ese pasado viernes  había estado ahí por razones de trabajo en la torre 2, para ser más preciso, con mi jefe en una reunión con otra firma, en el piso 35. Por suerte  la gente que conozco salió, media jodida pero al menos están vivos.

Desde ese día del ataque la psiquis de los NYorquinos ha cambiado ya no son tanto el equivalente al "porteño " argentino, mandados las porciones, se han convertido en seres con verdaderas cualidades humanas y más cordiales con los extraños.

Como se dice o  como digo yo, la vida continua y hay que echarle pa'delante puesto que esto no es lo más importante que ha ocurrido en el mundo en este  siglo. Hay problemas mayores que hay que solucionar y es lamentable la cantidad de gente que murió aquí, pero también hay bastante gente que murió por los "allas". Esto me hace más creyente en el sentido que las religión organizada es una perdida de tiempo y ayuda a que este tipo  de salvajes puedan crearse.

Este evento puede tener un calamitoso final para todos los seres humanos. Esperemos que un billón de  musulmanes no pierdan la cabeza y comiencen un jihad mundial,  por que eso si que va a ser un dolor de cabeza. Estos no son cabezas de  pólvora que solamente hablan, esto creen que cuando mueren tienen el mejor wiski y minas:  ¡ En el mas  allá!.

 

Pablo Jeria

Remo 8

 

Text Box:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Septiembre 2001

 

 

 

Ø    Otro Once en NYC: Ataque del 11 de Septiembre de 2001

 

 

 

Información Dawson 2000

Actualidades

Editoriales  

Centros de Torturas y Detenciones

Xilografías y Dibujos

Videos Dawson

Nuestra Propuesta de DDHH

Nuestras Historias

Política y Sociedad

Fotos y Listas  Presos Políticos

Paginas Amigas

Crónicas y Relatos

Agrupación  DDHH O Letelier

Portada

Contáctennos