Pablo Jeria rios : amigo mosca

Miguel Loguercio

 

 

Escrito inmediatamente después  de confirmar la

noticia de la partida del Mosca, esta vez para siempre.

 

Los 11 de septiembre nos persiguen, los 11 de septiembre,  es ya un día de malos recuerdos, es un día triste y amargo desde hace ya 31 años.

Sin embargo el año pasado en septiembre, me reencontré en Santiago con el Mosca, estaban Ramón y Nury,  Elie, Loli y yo. Ramón nos llevo a una picada donde podríamos comer buenos platos criollos y conversar con tranquilidad, ese lugar fue EL HOYO en Santiago... por supuesto el Mosca llego tarde, cuando estábamos en el café... llego con su sonrisa eterna... dando toda clase de explicaciones donde la  culpa del atraso recaía en medio Santiago, menos en él, pidió comida para tres y solo probó un bocado de cada cosa... no debía, por su grave enfermedad renal, comer ese tipo de manjares, compuestas de ensaladas  surtidas, grasas, fritangas y huevos, postre y café.

Text Box:  Terminamos en la casa de Ramón, conversamos, nos reímos, recordamos nuestras historias de jóvenes estudiantes, los meses en los campos de prisioneros de la dictaduras y las anécdotas vividas juntos, hasta muy entrada la  noche en que fuimos a dejar a Pablo a su hotel en las proximidades del cerro Santa Lucia.

Algunos días más tarde, nos reencontramos varios ex presos políticos, en Punta Arenas, en las jornadas de los 30 años del Golpe Militar, organizadas por la Agrupación Orlando Letelier y Dawson2000.com, fue un día alegre entre la tristeza, solo por el echo de estar juntos... Uno de ellos era el Mosca... quién no se acuerda... llegó a lo mosca, es decir... perdió el avión Santiago - Punta Arenas, llegó en la noche, cuanto estábamos en un magnifico curanto organizado con cariño y amor por los compañeros y compañeras... entro a lo mosca, saludando con su sonrisa eterna  y culpando nuevamente a medio Santiago, por su involuntario retraso.

Toda la semana pendiente de el, que se le quedaba el bastón en el auto de Rosa Maria y el Mosca desaparecía, a cada acto que se realizaba, nos llegaba el parte...

...el Mosca no viene esta cansado...

...el Mosca viene atrazado...

...el Mosca se fue antes, estaba agotado...

El peor de los partes, fue el día que todos lo imaginábamos volando a Santiago.....El Mosca esta en el hospital... Corriendo con Rosa Maria a ver que pasaba... el Mosca iba saliendo a Santiago, después de las conmemoraciones y bueno se sintió mal. No pasa nada, nos dijo el Mosca cuando entramos a su pieza, ya no me muero, lo que pasa... nos contó pa’ callao’... a Loli y a mí, es que en casa de Alba, me hicieron un curanto, me comí una cholga y bueno...

Lidia Amárales, nos comunicó que estaba mal... que había que retenerlo unos días en el hospital para estabilizarlo... Loli, fue a buscar a la señora del Mosca a la  sala de espera, ya que entre jaleos y carreras, nadie se dio cuenta hasta, que llego Loli, que la única que no sabia nada era su mujer.

El Mosca logró llegar a Santiago, algunos días después que nosotros cuando ya lo imaginamos volando con  destino a New York, me llaman urgente... que el Mosca estaba hospitalizado en la clínica Indisa... NOOOO... dije el mosca va camino a New York. Era verdad, en el avión se sintió mal... ambulancias, carreras y me amigo Mosca al buen estilo del mosca, nuevamente en el hospital, varios días, peleas con la clínica INDISA y con los médicos, que solo nosotros (Loli y yo) y  la familia del Mosca sabe. Su señora perdió sus tarjetas de crédito, en fin, una anécdota detrás de la otra, solucionar problemas de dinero, problemas con la clínica y el Mosca a lo mosca, tomando coca cola escondido...

Después de muchas discusiones lograron estabilizarlo y salió de regreso a NY.

Como siempre mantuvimos el contacto vivo, llamadas telefónicas, correos electrónicos, un millón de planes para el futuro, hasta que hoy 11 de septiembre 2004, me avisan que mi amigo el Mosca falleció de madrugada, 31 años después...

Hasta siempre amigo...  ya estoy cansado de los 11 de septiembre.

 

Miguel Loguercio

U-2

Septiembre 2004, Copenhague, Dinamarca

 

---

Ø                             Despedida a Pablo y Relatos de Pablo Jeria

Ø                             Crónicas y Relatos

 

---

Portada    Actualidades   Nuestras Historias    Fotos PP      Índice

---