Miguel Loguercio

 

¿CUAL DEBE SER LA POSICIÓN DE CHILE ANTE LA CRISIS DE IRAK?

 

 

 

---

 

 

Esta crisis de Irak afecta al mundo. Para el Imperio del Norte el afán  de  transformarse en el guardián de la democracia, los derechos humanos y la justicia social, no son más que excusas para justificar una  intervención militar y  una ingerencia en los asuntos internos de las naciones independientes, para obtener  control sobre los productos naturales estratégicos.

 

Las grandes potencias militares y económicas están involucradas  directamente en esta crisis, y se están jugando su carta de hegemonía en el área, basados en los intereses propios de cada uno. Es así la posición de Francia, Alemania, Rusia y China, por no hablar de los intereses de EEUU, los cuales ya son más que conocidos.  Sumemos y podremos entender esta crisis por los diferentes intereses en juego.

 

          Alemania y Francia, según la prensa internacional,  son países que tienen sendos intereses económicos en Irak, los que quedarían en peligro con una guerra.  Se manifiesta que Francia, a través de sus empresas petroleras tienen millonarios contratos de explotación de petróleo. Por  otro lado, Alemania tiene actualmente un comercio con Irak, por mas de 300 millones de dólares y mas de mil millones que se venden por terceros países. En la misma línea, se señala que las concesiones de explotación de yacimientos petroleros a Francia, China y Rusia, asciende a un valor de 35 a 40 mil millones de dólares. Ahora bien,  no son muy ajeno a todo esto  los intereses en general de la Unidad Europea en el área, aunque su fuerza se ve muy debilitada por la profunda crisis interna y de posiciones encontradas en su seno ante esta crisis.

 

          La noción de Guerra Preventiva  me preocupa por el alcance que puede tener en el futuro la política Imperialista hacia las naciones del tercer mundo. Naciones ricas en productos naturales o simplemente por su emplazamiento geográfico, que las transforman en áreas estratégicas, pueden despertar intereses que justifiquen entre comillas una “Guerra preventiva”. Esta podría resultar  en el termino de el derecho a la autodefensa, la integridad territorial, o el sistema político de los países independientes, el principio, de no ingerencia en asuntos internos y terminar con la soberanía de los estados.

 

¿Cuantos hombres y mujeres, sin identidad, sin nombre, sin rostros, sin derechos, costaran estas guerras preventivas, que se nos avecinan en nombre de la democracia, la libertad y contra el Terrorismo internacional?. ¿Cuantas  inhumanas e ilegales prisiones  como la Guantánamo  se harán? El Terrorismo internacional es el nuevo pretexto creado por el imperio y sus aliados después de la caída del telón de acero, para justificar sus crímenes y expansión hegemónica.

 

En lo fundamental esta crisis huele a petróleo, esta crisis huele a sangre con olor a aceite negro. Por eso los dirigentes políticos comunitarios, y la gente común, de la unidad europea le gritan a sus gobiernos que no cambien sangre por petróleo.

 

 A ninguna de estas potencias les interesa y menos piensan,  en los cientos de miles de niños, mujeres y ancianos que sufren a diario en Irak. Nadie piensa en la falta de medicinas, en la falta de agua, en la falta de alimentos  que asota a un país rico en recursos naturales. Estos recursos son  la codicia de las potencias y la justificación de la guerra preventiva.

 

Ahora bien, cual debe ser la posición de Chile ante el consejo de seguridad de las ONU. Pienso que de un rotundo NO a la guerra y a toda acción hegemónica, a toda intención de colocar un gobierno títere, Chile debe decir si a la paz, si al desarme de Irak.

 

No a la guerra,  y solo con esta posición mantendremos en alto nuestra dignidad y nuestros postulados democráticos ante el mundo. Creo que si bien es cierto, que somos Quiltros chicos  en arenas de mastines gigantes (como decía un  analista magallánico), debemos conservar nuestros pantalones bien puestos. No debemos olvidar que en nuestro país fue justo al revés. El imperio nos colocó una dictadura militar, sanguinaria y cruel y jamás hizo nada por cambiarla, jamás mando un porta aviones y soldados, para cercar al tirano, para defender los derechos humanos. Claro entiendo que  su poder económico y hegemónico ya estaba  asegurado y protegido.

 

Creo esto es  llamar las cosas por su nombre, ver la realidad y hablar chileno entre los chilenos y para el mundo, como algunos dicen.

 

 

 

 

Miguel Loguercio  

U-2 

W - 6

 

 

 

 

Copenhague, Dinamarca. Marzo 2003.

 

 

 

 

---

                       

                        *        Por la paz y democracia en Irak: Las guerras sean  en Chile 

                              o en Irak violan los derechos del hombre.

Elie Valencia                                                 

Marzo 2003.  

 

                        *        USA y la intervención militar en Irak: Chile debe votar por la Paz

                                    en el consejo de seguridad de la Naciones Unidas.

            Elie Valencia

                        Marzo 2003.                                                                                                              

                       

                  *        Una guerra por petróleo y hegemonía

Esquemas para un análisis estratégico del conflicto iraki.

Manuel Luis Rodríguez U.

Marzo 2003.              

 

            *        Nuestras Historias

           

            *        Crónicas y Relatos

 

 

 

 

 

 

---

Portada      Actualidades       Editoriales        Fotos PP      Índice

 

---