DECLARACION DEL  CORONEL PEDRO ESPINOZA BRAVO SOBRE EL ASESINATO DE ORLANDO LETELIER, EX PRESO POLÍTICO DE ISLA DAWSON.
 

                    El Coronel Pedro Octavio  Espinoza Bravo era el segundo en mando en  Dirección de Inteligencia Nacional  de Chile en 1976.   En esta  declaración  indica que la orden para eliminar  a  Letelier  se la hubiera dado   el General Manuel Contreras,  por encargo  del Presidente de la República - Augusto Pinochet.

 

El compañero Orlando Letelier estuvo como prisionero político en la Isla Dawson desde el 15 de Septiembre de 1973 hasta el 8 de Mayo de 1974.  El  9 de Septiembre  de 1974 fue exiliado a Venezuela.  El 21 de Septiembre de 1976 es asesinado por la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) en Washington, D.C., EEUU.

 

---

 

                                                                                                        

Documento que obra en el  Sumario del Juzgado Central de Instrucción Nº 5 de España.
___________________________________________________________


     [Sello del Notario: Arturo Carvajal Escobar, Santiago]

 


    
DECLARACIÓN DE PEDRO ESPINOZA BRAVO.

          En  Punta Arenas a veintisiete días del mes de abril  de mil novecientos setenta y ocho y siendo las veinte horas;  YO PEDRO  ESPINOZA BRAVO, Coronel de Ejército,  Comandante  del R.I.M.R. Nº10 "PUDETO" de Guarnición en Punta Arenas, casado, carnet de identidad 3.063.238-9 de Santiago en virtud  de  un extenso  examen de conciencia realizado en mi hogar,  después de  haber  conversado con mi familia, libre de  presiones  en este  momento, en mi hogar, me veo en la necesidad  imperiosa de  exponerlo al Sr. Comandante en Jefe de la V  División  de Ejército  GDD. NILO  FLOODY BUXTON, los antecedentes  que  a continuación voy a detallar y que bajo juramento de honor, de un oficial, de un chileno y por último de un ser humano.

 

1.-  Fui  citado a declarar a la Guarnición de  Santiago por  el  Fiscal Ad Hoc del Segundo Juzgado Militar  GDB.  Don HECTOR OROZCO S.

          2.-  En  la  declaración  que  presté  se  me  obligó  a establecer   los  antecedentes  que  el  Sr.  Fiscal   estimó conveniente que yo colocara bajo presión que en este  momento estimo  como incalificable y que en el momento de  realizarse estime como una orden.

 

Esta presión consistió en que el Sr. Fiscal realizó las  siguientes actividades para amedrentarme y  obligarme  a decir lo que él quería.

     a.- Al llegar al local de la DINE y delante de agentes y suboficiales  me   indicó  una  pieza   expresándome   "Allí incomunicado"  con lo cual denigró mi grado  y  mi  jerarquía militar.
     b.-  Al  llamarme a declarar me manifestó que primero  y sin   testigos  quería  conversar  conmigo.  Su  conversación consistió en emplazarme en los siguientes términos:

 Coronel ESPINOZA, yo sé toda la verdad y  en  este momento Ud. tiene solamente dos posibilidades, o me dice toda la verdad y se inculpa como corresponde o simplemente niega todo, ante lo cual prometo que de inmediato cierro  el sumario, lo pongo a disposición del Juez Militar para que  esto lo ponga a disposición de Investigaciones y se lo lleven  e un avión a los EE.UU. antes de veinticuatro horas porque su extradición esta pedida con lo cual va a ser juzgado en ese  país, sometido a una condena mínima de quince años o más y sin ser socorrido por nadie del ejército de Chile. Al mismo  tiempo le advierto que su mujer y sus hijos correrán una triste  suerte  al  verse  abandonados  en  Chile,  no garantizándoles su seguridad.

Ahora  si  se  decide a contar  la  verdad,  esta tiene   que   estar  en  estricto   acuerdo   con   la declaración de MICHAEL TOWNLEY que yo tomé en EE.UU.  y  para  lo  cual me comprometí con el Fiscal PROPPER,  a fin de dejar libre de polvo y paja a su Excelencia  el Presidente de la República. Debo   advertirle  CRL.  ESPINOZA   que   si   Ud. concuerda con la declaración  de TOWNLEY lo cual  creo que  hará,  de  lo contrario está embromado  Ud.  y  su familia; Ud. tendrá las siguientes garantías en Chile:

     -Le  otorgaremos el dinero que Ud. necesite y que en  una cantidad alta, pero adecuada         yo le ofrezco.
     -Le  adquiriremos  una  casa  para  que  viva  su familia.
    -Se  le  condenará a una pena pequeña que  no  sé  cuanto es en este momento.
    -La   pena   podría  cumplirla  en  el   Hospital Militar, en el Club de Campo o en una Unidad Militar.
   -Su   familia   podrá  visitarlo  cuando   estime conveniente.
  - A  la  brevedad será dictada una ley de amnistía que le favorecerá.
   -Se  tratará de completar sus treinta años de servicio y   se  le  otorgará  un trabajo adecuado para  tener una  entrada  suficiente.  Como  Ud.  puede  ver  las garantías  de decir la verdad "que yo quiero"  tiene  enormes ventajas y lo favorecen.

       3. -   En  la  declaración  que  presté  posteriormente después de haber sido presionado como antes se  dijo  y  ante  la  falta de apoyo jurídico que  en  ningún momento  el  Ejército  me ha  otorgado,  el  General Orozco  colocó  lo que él estimó conveniente  basado exclusivamente en la declaración de TOWNLEY  la  que iba   leyendo   y  extractando  lo  necesario   para  inculparme   en   absoluta   concordancia   con   lo expresado por el Norteamericano.

Es así como incluso estableció en la declaración, algo  que yo nunca ordené y que reconozco por error, amedrentamiento o presión, firmé en aquel momento  y que  es el "haber ordenado la eliminación física  de ORLANDO LETELIER".

 

          Tengo  que hacer presente que aquella declaración no   tiene  validez  alguna  por  cuanto  no  se  me permitió, en ningún momento, incluir ningún  concepto ni  pensamiento  propio, tanto es  así,  que  en  un momento  determinado  cuando el  General  Orozco  me  ordenó  que  colocara "que la orden para eliminar  a  LETELIER  me  la  había dado el CRL.  CONTRERAS,  yo quise  incluir  en  esa  frase  lo  siguiente   "por encargo  del Presidente de la República" el  General OROZCO   se   indignó  y  no  permitió   que   fuera consignado.


          Certifico lo anterior con el hecho de que el  día  Martes  25 estando el General OROZCO con el  General  CONTRERAS  en la oficina del primero fui  llamado  y  el General OROZCO  me manifestó lo siguiente:
          -Coronel  ESPINOZA dígale al General CONTRERAS  como Ud. inició su declaración.
         -Respondí:  El Director de Inteligencia Nacional  me llamó  a  su  oficina  y  me dijo  por  encargo  del Presidente  de  la República hay que efectuar  una investigación sobre ORLANDO LETELIER  debido  a  que está  poniendo en peligro la estabilidad del Gobierno de Chile."

                    -Repuesta del General OROZCO, Gracias retírese.
        

4.-  Con respecto a la verdadera misión que recibí  en la   oficina   del   Sr.  Director  de  Inteligencia Nacional  ella correspondía a que se debía  realizar un  a  investigación a fondo de las actividades  del Sr.  ORLANDO LETELIER  en contra de Chile,  contacto con    políticos   marxistas   norteamericanos   que propiciaban  el  bloqueo  económico  contra   Chile, promoción   de   la   liberación  interna,   presión política  de  gobiernos  occidentales  y  organismos internacionales  en  contra del gobierno  de  Chile, contacto  con  cubanos marxistas y con FIDEL  CASTRO con  el  objeto de influir en el tirano  del  Caribe para  que enviara un ejército cubano contra de Chile infiltrándolo  a  través del Perú o  cooperándole  a este  país en una guerra con Chile y no lo que  está consignado en mi declaración que solo corresponde  a la  lectura  que el Sr. General OROZCO  hizo  de  la versión  que TOWNLEY prestó en su declaración.

5.-   Debo   agregar  además  que  sin  considerar   la condición  de  Oficial de Ejército y para  continuar ejerciendo  una presión hacia mi familia el  General OROZCO  me  envió el día lunes 24 del  presente  sin mediar  orden  escrita  y  motivo  justificado  bajo arresto  domiciliario hasta  el  día  Martes  a  las  nueve y media de la mañana.

6.-   Como   conclusiones  de  todo  lo  anteriormente expuesto quiero expresar lo siguiente:


         a.-  Fui  presionado psicológicamente por el General OROZCO  al arrestarme e incomunicarme en una oficina inicialmente.
         b.-  Fui  vejado en mi condición de Oficial Superior al  tratárseme descortésmente frente a tropa formada de la DINE.
         C.-    Fui  presionado  psicológicamente  cuando  el General  Orozco  me  expresó  que  solo  había   dos caminos  a seguir; o me declaraba culpable en  Chile o  me  declaraba culpable en el extranjero,  lo  que considero   una   aberración  jurídica,   un   abuso jerárquico y una deslealtad hacia un sub-alterno.
         d.-  Fui  presionado moralmente cuando se me amenaza con  la  seguridad de mi familia, vale decir  de  mi mujer y mis hijos.
          e.-   Fui  presionado moralmente cuando se  me  dijo que  se  trataba  de  salvar  al  Presidente  de  la República  no importara cual fuera el costo  siempre que fuera yo.
         f.-   Fui  presionado psicológicamente y  moralmente cuando se me ofreció una serie de garantías para  mi y mi familia en el caso de declararme culpable.
         g.-   Fui  presionado psicológicamente y  moralmente cuando  se me expresó que TOWNLEY y FERNÁNDEZ habían dicho la verdad y solo quedaba que yo la dijera.
         h.-    Fui   presionado  moralmente  a  culpabilizando solamente  a  mi  Jefe directo no permitiéndose  que responsabilizara    también   al    Presidente    de República.
         i.-  El  total  de  presiones  ejercidas  sobre   el suscrito,  las  considero vejatorias  y  hechas  con alevosía    por   cuanto  no  se  me   permitió   la oportunidad  de siquiera defenderme ya  que  también fui  presionado militarmente desde el momento en que
se  me  ofreció  la baja inmediata sabiendo  que  yo cuento solo con 28 años de servicio.
         j.-  No  se  me  permitió siquiera  consultar  a  un abogado   que   me   hubiese   aconsejado   en   mis declaraciones muy por el contrario de lo sucedido  a TOWNLEY  a  quien  el  C.N.I.  canceló  la  suma  de $150.000 para que el abogado ACUÑA lo defendiera  en Chile  y  canceló  una cantidad  alta  en  miles  de dólares  para  que un abogado de gran  prestigio  en EE.UU. lo defendiera hasta el final.
         k.-   Fui  presionado moralmente cuando  el  General OROZCO  manifestó  que  el  proceso  al  máximo   se alargaría siempre que yo me declarara culpable.

 

7.-   Como   Ud.  comprenderá  después  de   haber analizado  los  antecedentes ya expuestos  considero que  moral y jurídicamente mi declaración hecha bajo presión  del  Fiscal General OROZCO con intimidación sobre  mí  y  mi familia no tienen ningún  valor.  Y  hago  presente  que  como hombre  y  soldado  no  me afectaría  responsabilizarme  de  algo,  siempre   y cuando  recibiera  la lealtad, la comprensión  y  la justa  valorización de mi sacrificio, pero en  estos momentos  en  que veo que los valores y las  virtudes militares  se menosprecian y a los hombres  que  nos sacrificamos por ver libre a esta Patria  un  11  de Septiembre  de  1973,  se  nos  vilipendia,  se  nos desprestigia y se trata de separarnos del resto  del ejército  por  habernos jugado la vida en  beneficio de  aquellos  que  nunca siquiera estuvieron  en  la zona  de  combate,  ni  enfrentados  al  más  mínimo riesgo,  es  por esto que deseo dejar testimonio  de la  actitud  dl Fiscal militar y solicitarle  a  US: considere   la   presente   declaración   para   ser utilizada cuando el suscrito se la solicite.

              PEDRO ESPINOZA BRAVO
              CORONEL
                        [Firma]
             C.I. 3,063,238-9 Stgo.

     [Sello del Notario: Arturo Carvajal Escobar, Santiago]


      
Firmó ante mí don Pedro Espinoza Bravo. - Santiago,  2  de mayo de 1978.


                           [Firma]
                     [Sello del Notario]
              [En  el margen varios sellos:] República de Chile,  10 pesos,  1  peso  y  5  pesos; Sellos del Notario:]  "Arturo Carvajal Escobar, Notario, Santiago"



 

 

 

 

 

---

Volver a la Portada                       Volver al Indice

 

---