Concejal Carlos Gonzalez Jacksic y su testimonio

ante la comision de Prision Política y tortura

 

 

Reproducido de La Prensa Austral.

Punta Arenas, 3 de diciembre de 2004.

 

Concejal Carlos Gonzalez: Senador Fernández debió pedir perdón

 

          “Desnudo y con la vista vendada me tiraban al suelo para soportar mordeduras de perros amaestrados que obligaban a levantarme a punta de mordiscos. Luego caía, otra vez levantarse, y así hasta que me desmayaba”.
          Este es parte del testimonio del ex diputado por Magallanes y actual concejal socialista, Carlos González Yaksic, consignado en uno de los tantos libros ( “El Sur de la Memoria”) que relatan la tortura y vejámenes que sufrió durante su presidio político, y que los adjuntó al informe que entregara a la Comisión Nacional sobre Prisión Política y Tortura.
          “Después me colocaron de boca al suelo -sigue en su relato- con los brazos y piernas extendidas, casi formando una cruz, mientras los soldados pisaban mis manos y otros saltaban por mi espalda. Al rato fui conducido a un pozo séptico, de dos metros de largo por uno de ancho, colmado por los excrementos de cientos de prisioneros, donde tuve que untar la boca, presionado por culetazos y bayonetas”.
Text Box:            “En otra oportunidad -recuerda- me llevaron a una piscina, pequeña barcaza de desembarco llena de agua, con una temperatura bajísima y me sumergían muertos de la risa”. Y, añade, “en otro de esos días fatídicos, dos oficiales borrachos, mientras yo estaba exhausto sobre el suelo, desnudo e indefenso, grababan en mi espalda con sus yataganes la letra “z”, referencia al supuesto plan del mismo nombre”.
          En la ficha de ingreso como torturado, González consigna que fue detenido por Carabineros, el 12 de septiembre de 1973. Sólo 12 años después obtuvo la libertad. En el mismo documento establece que pasó horas en cuclillas, sufrió simulacro de fusilamiento, acarreo de sacos mojados sobre la espalda, corriente eléctrica, inyecciones de pentotal, mordedura de perros, culatazos, golpes, fue tirado a los pozos sépticos, intento de ahogo y arrastrado sobre matas de calafate.
          En el documento aparecen el padre obispo Tomás González y el sacerdote Alejandro Goic como “las personas que pueden dar testimonio de su situación”.
En lo personal comparte el trabajo de la comisión Valech, porque ayudó a despejar las dudas de muchos chilenos que permanecían incrédulos.
          En el plano local, destacó la propuesta del intendente para comprar, con fondos regionales, el edificio naval de Avenida Colon, utilizado como centro de torturas.

PETICION INFRUCTUOSA
          Frente a los emplazamientos que se le están haciendo al senador de la Udi Sergio Fernández para que reconozca su responsalibilidad en las violaciones a los derechos humanos que se cometieron mientras fue ministro del Interior, Carlos González lo llamó a pedir perdón.
          “En lo personal, yo puedo agregar que mi familia pidió en el Ministerio del Interior, estando Fernández, mi retorno del exilio”, lo que nunca ocurrió. Tampoco tuvo suerte su madre, quien realizó gestiones personales.
          Carlos González dijo que “el senador Fernández debió anticiparse al informe de la Comisión Valech y haber pedido perdón”.

 

 

---

Portada   Actualidades   Nuestras Historias    Fotos PP    Índice

---